Mi mas grande fracaso, ser Director de Orquesta.

Normalmente les cuento muchos de mis logros, creo que llego el momento de evaluar mis derrotas; esos fracasos que me enseñaron mas que todos mis éxitos juntos y la razón principal por la cual hoy hago marketing como fuente de ingresos.

Los inicios en la musica.

Creo que tenia como 4 o 5 años aproximadamente, escuche en la radio algo que me dejo alucinado, hoy en día lo escucho y quedo atrapado.

Las cuatro estaciones de Vivaldi, quede mirando a la nada inspirado por aquella mezcla de sonidos, intentando captar como era compuesto en mi mente viajaban colores, formas sin dar pie a algo concreto.

Esta es la primera pieza de las cuatro estaciones que escuche

Los primeros cassette

No recuerdo cuando a que edad. Mi mamá me dio acceso a sus cassette; me explico como usarlo en la radio. entre esos reencontré la canción que me hizo inspirarme, que me llevo a nuevos rincones de mi imaginación.

Le pregunte a mi abuelo que era eso, el me dijo que eran las cuatro estaciones de vivaldi y que no era buena musica. Eso me dejo como desconcertado, el me dijo la buena musica es la que se entiende, y yo no la entiendo.

Esa tarde pase con mi abuelo un gran momento juntos, se fue a su casa y volvió con un montón de cassettes (los cuales hoy conservo).

Y me enseño musica folklorica en español, algunas canciones la cantaba con una pasión enorme; es donde conocí artistas como los Hermanos Berbel, Atahualpa Yupanqui, José Larralde, que luego invitaron a crear muchas canciones más de grande.

Pero entre todos esos cassette, el me dijo esta “canción es una de las que mas me gusta”. Agarro uno del montón que tenía mi mamá y me dio a conocer la banda que mas me cambio la vida.

Nirvana, si mi abuelo le gustaba una canción que tocaba nirvana y el no la entendía del todo, solo de alguien que alguna vez le contó la historia de la letra.

Se sentó en la silla desde donde escribo esto ahora y sin decir nada escucho con atención todo, mirando a la nada.

La canción que escuche junto a mi abuelo.

Ese día fue uno de mis días favoritos en la vida, me dieron ganas de aprender a tocar musica para dar que algún día poder regalar a mi abuelo una canción.

Verlo tan tranquilo y apasionado con una canción, que su nieto le regalo.

Lamentablemente y como posiblemente era de esperar, el tiempo fue corto; él se fue por consecuencias de su alcoholismo y no aprendí lo suficiente, por aquel entonces solo tenía una armónica, todavía la tengo.

Aprendiendo, la parte complicada.

A la edad de 9 años, me llego el primer instrumento que me abrió algunas puertas con respecto a la musica.

Este instrumento lo cree con mis propias manos, en la Escuela De Arte La Llave, en este lugar hice no solo incursión en musica, si no que también aprendí, teatro, circo, creación de mascaras y hasta fui a coro (dos días, así que creo que no cuenta).

En clases de Cicus, aprendí a crear con mis propias manos y el uso de caño PVC este mítico instrumento del altiplano y además de la quena.

Es en este punto donde aprendí las bases de la musica, teoría musical, tiempos, métodos de escritura; en fin toda la parte técnica.

El profesor me enseño bases tan completas que hoy en día me dicen que tengo un talento nato para aprender a usar cualquier instrumento, y la verdad es que tuve un muy buen maestro, les dejo un vídeo de el tocando el cicus en la banda la fragua.

La banda que más me gusto estar.

Crecí, a los trece mi papá me regalo una guitarra criolla; después de estar insistiendo mucho por ella.

Guitarra que se me rompió en un viaje a buenos aires cuando fui mas grande (gracias personal de valijas por tirar ese paquete encima).

En algún punto de mi vida, compre una guitarra eléctrica y aprendí las primeras parte de la composición musical, es por aquel entonces que me sume a la banda Flay (Felipe, Luciano, Abril y Yael).

El después de la banda, el comienzo del fracaso.

Llegamos al punto donde fracase en la musica, donde toda la experiencia fue tirada al tacho de basura; pero nació el marketing.

Cuando conocí la teoría musical, me propuse estudiar para algún día llegar a ser director de orquesta; pero la única forma de hacerlo era viajando a otra ciudad, y para aquel entonces la única persona que podría sustentar la parte económica de estudiar en otra ciudad era mi mamá.

Vi complicado el hecho de juntar plata para sostener una carrera universitaria, vendí mi equipo de musica; tire mis cuadernos de musica y le regale mi primer guitarra a Yael.

Flay decidió echarme de la banda.

Renuncie a un futuro de ser director de orquesta algo que me gusto ver desde que tenia 5 años y que supe que era a los 9. Desperdiciar mi talento con la musica para no cargar de forma económica a mi mamá.

¿Cual fue mi real fracaso?

Viendo en retrospectiva, mi razón principal de porque no llegue a cumplir mi sueño; fue la falta de voluntad por luchar.

Hoy que entiendo de negocios, me doy cuenta que los cocimientos en musica; pudieron ser la puerta a adquirir más.

Enseñando a otros que estén interesados en la musica, y poder generar un colchón de inversión para pagar los años fuera de mi ciudad, sin tener que ser una carga para mi mamá.

Por aquel entonces tenia una remera que decía “Decisiones implican riesgos”, la verdad que fue un riesgo muy grande desaprovechar años de talento y estudios.

¿Qué saque bueno de todo ese fracaso?

En las varias bandas que estuve hubo algo que se mantuvo, incluso en solitario.

Me encantaba escribir, crear canciones que generen alguna reacción en la persona que lo escuche; al punto que llegue a leer libros de psicología emocional para mejorar lo que escribía.

Y sobre todo, creaba textos publicitarios para que vallan mas personas a las funciones que presentábamos; aprendí a usar Photoshop e Illustrator para los banner y las impresiones de folletos.

Aprendí a ver relaciones de costo inversión, es decir el ROI de la publicidad para saber cuanto cobrar en la entrada para que no nos genere gastos si no beneficios para continuar en otras presentaciones.

Mis comienzos en el marketing y mis primero pasos como copywriter.

Ahora

Sigo escribiendo canciones, sigo componiendo; no lo comparto lo dejo en grabaciones y archivos Word en mi cuenta de DropBox

Pero 7 años después de dejar la musica, estoy a nada de fundar mi primera empresa relacionada con el mundo del marketing, ahora queda el futuro.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: